Cómo darle una segunda vida a tu ropa y también ganar dinero

Cómo darle una segunda vida a tu ropa y ganar unos pesos en el intento

Vivimos en un mundo enfocado 100% al consumo. Y es que la economía de consumo es la espina dorsal de la economía en México. 70% del PIB en nuestro país se basa en los bienes de consumo y todos los sistemas, el mercado y las instituciones están calibradas para maximizar el consumo. La industria del Marketing y los anuncios nos muestran cada día productos nuevos y versiones mejoradas de nuestros favoritos, creando así la necesidad de comprarlos.

Ojo, comprarnos cosas nuevas no tiene nada de malo. Especialmente después de ahorrar un tiempo y por fin poder adquirir el nuevo modelo de smartphone. Sin embargo, en la era de la información en la que vivimos es importante conocer cómo llegan los productos a nuestras manos. Y por productos me refiero a todos los bienes de consumo, incluyendo la comida.

La mayoría de los productos que compramos vienen empacados en plásticos que no son reciclables. La comida que está libre de pesticidas es más cara. Trabajamos más horas cada vez, dejando poco tiempo a preparar comida en casa, y mucho menos tenemos tiempo para coser, remendar y arreglar nuestras cosas. En el caso de la ropa, la mayoría de la que adquirimos está diseñada para romperse y ser obsoleta en un año o dos, para que así puedas comprar ropa nueva. Además, casi todo está fabricado en Asia, por lo que transportar toda esta ropa a México involucra grandes emisiones de carbono. Y aunque compremos ropa hecha en México, la pagamos a precio internacional porque usualmente compramos de empresas multinacionales.

Comprar de segunda mano en México

Y así es como entramos en un ciclo de consumo de comprar y desechar, mientras contaminamos en el proceso. Esta forma de vida definitivamente no es sustentable y lo único que estamos haciendo es agotar los recursos del planeta.

Pero no todo está perdido. Como consumidores, tenemos que convertirnos en consumidores conscientes, esto es, ver la realidad de nuestro mundo y elegir cómo consumir. Como el comprar productos hechos en México de marcas mexicanas, pues no sólo apoyas a la economía mexicana, sino también reduces el impacto ambiental. Para más detalle, checa el post: “Consumir con Conciencia: por dónde empezar”.

Como ya lo dijimos, el modelo económico actual de “comprar, usar, desechar” se basa en disponer de grandes cantidades de energía y otros recursos baratos, pero no es sustentable y pronto estará llegando a su límite de capacidad física. ¿Qué alternativa hay? La Economía Circular.

¿Qué es la Economía Circular?

La Economía Circular es un nuevo modelo económico que propone el consumo en ciclos biológicos eficaces, donde los recursos se regeneran o recuperan y se vuelven a utilizar. Así, los materiales que usualmente descartamos y que terminarían en un vertedero contaminando al medio ambiente, tienen una segunda o tercera (o infinita) vida. Así, se optimiza el uso de los recursos desde el diseño del producto, definiendo desde el inicio su vida útil y cómo recuperar sus componentes para un siguiente uso.

Suena bien, ¿no? Pues aún estamos en el proceso de cambiar nuestra mentalidad y la forma en la que consumimos. Y una de las manera más fáciles de unirnos a este nuevo modelo de Economía Circular, es mediante el re-uso de la ropa, esto es, vendiendo y comprando ropa de segunda mano.

Pensando en la Economía Circular es como surge ReUseMe en México, una plataforma en línea que propone una nueva modalidad de compra, venta y donación de artículos de segunda mano, de una manera económica y sustentable. Desde libros y cosas para el hogar, hasta juguetes, calzado, accesorios, bolsos y ropa, estos artículos entran a un nuevo ciclo de vida en ReUseMe.

Economía Circular

De esta manera se reduce un poco el ciclo de producción y consumismo que es el día a día. Al comprar y usar productos de segunda mano pones un grano de arena para la producción de uno nuevo, y así reduces la contaminación que genera.

¿Cómo funciona vender tu ropa usada en ReUseMe? Muy fácil, simplemente toma foto de los artículos que quieres vender y envíales un email. Una vez aprobados los productos, envíalos a la plataforma, en donde les tomarán fotos profesionales y se harán cargo de hacerle toda la publicidad.

¿Y qué pasa si no se vende tu ropa? Después de tres meses de tener tu ropa online se te invita a donarla a una de las fundaciones con las que tienen alianzas, para asegurarte que tu ropa sí llegue a la gente que la necesita.

¿Quieres saber más? Checa nuestro post: “3 pasos para lograr un guardarropa sustentable” y únete a la Economía Circular y el Consumismo Consciente.  Y si te gustó el post, ¡compártelo en redes sociales!